ecommerce emprendedores tienda online

La experiencias omnicanal así como las facilidades tecnológicas que permiten a los clientes hacer muchas de sus compras en línea, son bienvenidas por cada consumidor con acceso a Internet y una cuenta de banco o una tarjeta de crédito. Sin embargo, algunas de las herramientas que facilitan las experiencias de este tipo para los clientes, no están al alcance de todas las empresas micro o pequeñas. Poco a poco las opciones para ellos llegan al mercado para que emprendedores y pequeños empresarios ofrezcan lo mejor a sus audiencias.

Es algo más que SEO.

Muchos emprendedores creen que tener un website bien diseñado y optimizado para motores de búsqueda es suficiente. Creen que no necesitan hacer más que esperar a sus clientes potenciales para que lleguen poco a poco. Sí, un sitio bien diseñado y optimizado para SEO es indispensable y requiere, entre otras cosas, de:

  • Contenido de valor y actual
  • URL amigables para los buscadores
  • Diseño back-end que optimice la visita
  • Experiencia de navegación intuitiva y clara
  • Links a otros sitios
  • Contenido relevante que otros sitios aprovechen para referir a tu sitio
  • Identificación de tendencias, así como de patrones de búsqueda
  • Definición de palabras clave

Pero aunque un sitio funcione a la perfección en este aspecto, hay más herramientas que deben de ser usadas, si se busca generar interés en la gente para aumentar el tráfico al sitio, y con ello, las ventas de la empresa. Los emprendedores en ocasiones no se dan abasto y quieren hacer todo ellos mismos al inicio de un proyecto, ya sea por disposición de tiempo, falta de recursos o miedo a la falta de compromiso de otros. Para todos ellos, Entrepreneur tiene 7 consejos sobre el uso de redes sociales, las cuales son indispensables en el e-commerce de hoy y están al alcance de todos.

Consejos indispensables para el e-commerce

  • Incluye botones para compartir tu contenido en redes

    Así es, muchas veces una recomendación o una compra se pierden porque no es posible compartir una página con un clic en alguna red. La localización de los botones suele relacionarse con la navegación y el diseño del sitio.

  • Analiza el tráfico

    En general analiza todo comportamiento de clientes y clientes potenciales que llegan al sitio, cómo lo hicieron y sus interacciones a través de redes sociales. Google Analytics es una herramienta gratuita que permite hacer esto sin problema.

  • Contacto posventa

    .Tanto por medio de emails de confirmación, envío, rastreo y encuestas sobre la calidad de la atención y el servicio, así como los comentarios y contactos por vía de redes sociales, son importantes para la relación con el cliente y la reputación de la marca.

  • Video

    Muchos creen que es usado en casos limitados o que es para pocas marcas. La realidad es que es cada vez más común y aplicaciones como Snapchat, Facebook y Periscope han entendido que las nuevas generaciones lo prefieren. Tanto comunicados hechos a los clientes, como tutoriales, demostraciones y presentaciones de un producto son contenidos que además de informar, suelen ser compartidos por la gente.

  • Atención al cliente

    Ya no es una opción, los clientes contactan a las marcas con dudas y quejas por redes sociales y los emprendedores tienen que estar listos. No es suficiente con pedirles que contacten por otro medio, se tiene que atender en las mismas redes, a menos que el caso sea extraordinario y requiera atención personal de algún directivo.

  • No vendas

    Suena contraproducente y poco intuitivo, pero es verdad: las marcas que menos contenido de ventas publican, son mejor vistas. De acuerdo con el Huffington Post, máximo el 10% del contenido en redes sociales debe ser con intención de generar ventas. Es importante compartir datos curiosos sobre la empresa y el mercado, así como tips e información valiosas para los clientes, que no se relacionen con la marca propia.

  • Lugar y momento adecuados

    Los emprendedores bien saben de esto, pues el esfuerzo y dedicación tienen que enfocarse de manera correcta todo el tiempo. Por tanto es importante saber qué contenido publicar y en cuáles redes hacerlo. Sí, el omnicomercio trata de experiencias unificadas, pero eso no es excusa para repetir contenido de un sitio en otro si no funciona. Además de aburrir a al gente, simplemente no tendrá el mismo impacto. Por ejemplo, Pinterest es buen lugar para marcas de productos lujosos, mientras que las compañías que ofrecen servicios pueden aprovechar mejor la inmediatez de Twitter y la universalidad de Facebook.

Los emprendedores deben rodearse de más expertos cuando no tienen el dominio de una disciplina, o volverse expertos ellos mismos, siempre con el objetivo claro: brindar las mejores experiencias a sus audiencias, sean o no clientes en ese momento.

¡Entrá al mundo del Ecommerce con Lamason Shop y potencializa tu negocio con expertos!

Fuente
jovenes estrategias millenials generacion Z

Con el nuevo cambio generacional llega un nuevo proceso de aprendizaje

¿Cómo conectar con los consumidores más jóvenes? Las marcas y las empresas sentían que, por fin, habían logrado encontrar respuesta a esa pregunta. Habían comenzado a comprender a los millennials y habían empezado a lograr saber qué teclas tenían que pulsar para ser relevantes para ellos y para poder ofrecerles lo que querían por tanto recibir.

Pero cuando habían logrado ese conocimiento, el tiempo había pasado ya lo suficiente como para que los millennials hubiesen crecido y otro grupo hubiese entrado en liza. Si se quiere llegar a los jóvenes ya no se puede pensar en millennials, porque los millennials ya no son exactamente esa categoría. Y, todavía peor, lo que se había aprendido sobre la Generación del Milenio sirve para comprenderlos a ellos, pero no para hacerlo con quienes vienen después de ellos. Los jóvenes de ahora son otra cosa.

Puede que se hable de Generación Z o de los muchos nombres que han ido apareciendo para hablar de los que ahora son jóvenes adultos o adolescentes (de hecho, casi hay quienes hacen una separación generacional entre quienes están ahora en sus 20 y algo y quienes aún están entrando en la adolescencia). Las compañías tienen que volver a aprender de nuevo lo que importa para ellos y lo que es relevante.

Debilidades y marcas

De hecho, por ejemplo, las marcas y las empresas tienen que tener en cuenta una situación compleja, en la que la realidad que rodea a estos jóvenes ha hecho que se enfrenten a ciertos problemas y que los mensajes de las marcas tengan que tenerlo en cuenta. Un estudio británico, por ejemplo, señalaba que el 66% de los jóvenes entre 16 y 24 años había sufrido ansiedad, un 65% depresión, un 69% soledad y un 39% baja autoestima.

Por ello, como apuntan los expertos, las marcas y las empresas tienen que hilar muy fino en cómo se presentan ante ellos y en lo que usan como contenidos en sus campañas. Algunas de las campañas más exitosas en ese mercado en los últimos años, como una del desodorante Axe sobre la nueva manera de ver la masculinidad, se centraron en esta nueva visión de las cosas.

La naturaleza de esa campaña por ejemplo sirve también para apuntar otro dato que señalaban los expertos. Los jóvenes hoy en día son mucho más abiertos a la hora de hablar de temas “complicados”. Cuestiones como la salud mental han dejado de ser en cierto modo tabú entre ellos (algo que ha venido marcado por lo que los influencers han ido haciendo y algo que tienen que tene muy en cuenta las marcas).

Además, estos consumidores jóvenes esperan en cierto modo que las marcas entren en esta conversación. Un 62% apunta que está bien que las marcas formen parte de la lucha contra esos problemas y a un 73% le gusta más una marca cuando descubre que ha donado a alguna ONG que promueva la salud mental.

Autenticidad y no vender

Pero, aunque los consumidores dan la bienvenida a las marcas en todo este tipo de conversaciones, las compañías tienen que ser capaces de hacer bien las cosas o fracasarán. “A la Generación Z no le gusta que le vendan y prefieren marcas que que permiten contenidos generados por los consumidores y que usan influencers de redes sociales en su marketing”, explicaba Lynne Goulding, consultora de Visionary Innovation Group, sobre cómo eran estos consumidores, recoando que las compañías que conectan bien con ellos son las que “abrazan la autenticidad y la transparencia”.

En su relación con las marcas, les gusta que estas los tomen en serio y que no los traten de forma desdeñosa solo porque son jóvenes. Hacerlo es un gran error porque, aunque jóvenes, estos consumidores tienen acceso a un presupuesto de gasto elevado e impactan en las decisiones de compra.

Las campañas de las compañías tienen que ser además sorprendentes, innovadoras para llamar su atención, siendo además únicas y diferentes. Esperan que las marcas sean buenas con el storytelling y que presenten las cosas de un modo visualmente atractivo.

A todo esto hay que sumar otros cambios en lo que ocurre con el consumo. Frente a la generación anterior, que buscaba las experiencias, los Z prefieren los productos. El 60% prefiere un producto cool frente al 40 que se queda con la experiencia. En el caso de los millennials era un 77% por la experiencia y solo un 23% por el producto.

Móviles y Redes Sociales

Y, por supuesto, las empresas tienen que tener muy en cuenta a la hora de trabajar su estrategia para conectar con los más jóvenes el poder de las nuevas tecnologías. Los Z son ya completamente nativos digitales. No es que no recuerden el mundo sin internet o sin móviles, como ocurre con algunos de los millennials, más jóvenes. Es que ya ni siquiera vivieron en él. Internet y los móviles, aunque más ‘tontos’, ya formaban parte de la vida cotidiana durante su infancia.

Para ello, hay que emplear unos y otros para llegar a ellos. Es su modo natural de conectar con las cosas y con las personas y de encontrar información. El smartphone es el dispositivo que más usan (15,4 horas de media a la semana), son la generación que menos horas dedica a la semana a ver la televisión tradicional y son usuarios activos de las redes sociales (aunque no las mismas que usan sus padres o sus hermanos mayores: por ejemplo, ellos ‘pasan’ de Facebook).

En un mes, de media, reciben unos 3.000 mensajes en sus móviles (no SMS, obviamente, sino mensajes vía apps de mensajería) y un 70% ve de media unas dos horas de contenidos de YouTube y lo hace, el dato más importante, al día. Por ello, no es solo crucial usar el mobile marketing para llegar a ellos sino también emplear el vídeo como herramienta para hacerlo.

Por ello, las marcas no solo deben comprender cómo son y qué es lo que los hace diferentes, sino también que para llegar a ellos hay que hacerlo usando una vía completamente distinta y centrándose en un arma destacada, la pantalla del móvil.

Fuente
instagram estrategias tendencias

Crecer en nuevos seguidores sigue siendo todavía sencillo en Instagram

Si hace unos años Instagram era una red social para jóvenes y para jóvenes modernos de forma específica, ahora se ha convertido en una red social ubicua, una que llega a una variedad de consumidores y, sobre todo, en el nuevo espacio y escenario que las marcas quieren conquistar. Instagram es la nueva red social de moda para las compañías y para las marcas, que quieren asentarse en ella y quieren sacarle el mejor partido posible.

Sin embargo, como ocurre con toda red social en su momento emergente, todavía no tienen del todo claro qué pueden sacar de todo ello y cómo pueden hacerlo. Necesitan saber qué está funcionando en Instagram y cuáles son las tendencias y estrategias que dan resultados.

Un estudio de Quintly ha analizado los datos de nueve millones de posts publicados en Instagram, para llegar a conclusiones sobre lo que está ocurriendo en la red social y sobre todo para detectar qué es lo que funciona y lo que no en este escenario.

Algunas de sus conclusiones encajan bastante con lo que se espera de la red social. Por ejemplo, las actualizaciones publicadas en fin de semana suelen presentar mejores datos y mejores resultados que las que se suben entre semana.

La bonanza del ganar seguidores aún no ha terminado

Uno de los puntos críticos para conectar con las audiencias en las redes sociales es el momento en el que la red llega a su madurez y en el que se alcanza una especie de límite. De pronto, el crecimiento que parecía tan fácil y el acumular nuevos usuarios que parecía tan sencillo dejan de serlo. Instagram aún no ha llegado a esa etapa.

Según los datos del estudio, los perfiles estuvieron creciendo entre un 17 y un 33%, que ha sido la horquilla media de crecimiento de los diferentes tipos de perfiles. Los que más han crecido han sido los perfiles con seguidores de nivel medio a medio pequeño. Quienes partían de entre 1.000 y 10.000 seguidores lo hicieron en un 33,7% y quienes estaban entre 10.000 y 100.000 en un 29,7%.

Instagram empieza a tener su momento dorado en vídeo

Otra de las grandes obsesiones de las marcas y de las empresas en lo que toca a las redes sociales es el conseguir encontrar cuál es el tipo de contenido que mejor funciona. Necesitan saber cuál es la llave dorada que abrirá la puerta del gran engagement. A Instagram acaba de llegar el momento del vídeo. Las imágenes siguen siendo el contenido más habitual en los posts, pero el vídeo es el que mejor funciona. Logran un 18,6% más de interacciones que los carruseles de fotos y un 21,2% más que las fotos.

Se está escribiendo mucho en Instagram

Lo que importa son las imágenes o al menos eso es lo que damos por sentado cuando pensamos en Instagram y en la esencia de la red social. Es una red de fotos, al fin y al cabo. Y, sin embargo, las actualizaciones están llenándose de texto y empiezan a usar cada vez más contenidos escritos más largos.

De hecho, el estudio ha detectado que el 31% de las actualizaciones tiene ya textos muy largos en la descripción: tanto que superan los 300 caracteres. Esta cifra supera ampliamente a quienes confían solo en la imagen. Solo un 1,1% de las publicaciones tiene cero caracteres y solo un 8,2% se queda entre 1 y 50. El resto se reparten entre 50 a 150 caracteres (29,1%) y 150 a 300 caracteres (30%).

Eso ocurre a pesar de que, según los datos del estudio, las descripciones muy largas obtienen peores resultados que los posts más cortos.

Lo de los hashtags… sigue siendo complicado

Los hashtags son el elemento que hace que se encuentren las actualizaciones y lo que ayuda a aumentar la visibilidad de las actualizaciones.

Pero, a pesar de todo, todavía no está muy claro cómo o cuándo deben usarse, o eso es lo que se podría concluir viendo los resultados del estudio. Una cantidad muy importante de actualizaciones sigue sin emplearlos. El 28,9% de los posts en la red social sigue sin usar hashtags. Un 36,2% se queda entre 1 y 3, que es el volumen más empleado. Un 13% usa más de 10 y un 21,9% se pone entre 4 y 10.

Los emojis aún son terreno por conquistar

Aunque los emojis se han convertido en un elemento ubicuo y a pesar de que están cada vez más presentes en cada vez más espacios, aún tienen Instagram por conquistar. Según las conclusiones del estudio, el 54,9% de los perfiles (lo que es más de la mitad, no lo perdamos de vista) todavía no emplea emojis en absoluto en sus actualizaciones. Un 35,8% emplea entre 1 y 3 emojis en las comunicaciones y un 8,3% entre 4 y 10. Un 1% pasa de 10.

Esto puede ser un error en la actividad de los perfiles, porque -como demostraba un estudio anterior también de Quintly – los emojis tienen un impacto muy positivo en la recepción de los mensajes. El poder de estos elementos es bastante llamativo: un emoji puede hacer que las interacciones en Instagram suban en un 47,7%. Por tanto, no son simplemente algo divertido, decorativo o que ayude a posicionar mejor la empatía del receptor, sino algo que consigue mejores resultados en interacciones y engagement.

Fuente
año 2019 tendencias

Los expertos de Brandsdistribution.com, líder mundial en la distribución online de moda entre profesionales con más de 274.000 clientes, retailers online y offline en todo el mundo (33.000 en España), han analizado la opinión de los empresarios del retail destacando las 5 tendencias más claras para el 2019:

                                                                                                                      

  1. A-Commerce:

Los eCommerces en 2019 se convertirán en A-Commerces, es decir, plataformas de comercio online completamente automatizadas y en las que la Inteligencia Artificial gestionará los procesos para optimizarlos y obtener un mayor rendimiento: logística, pedidos, atención al cliente, marketing, gestión del catálogo, facturación, etc. Lo flujos de trabajo se automatizarán completamente detectando problemas y oportunidades antes de que se atisben y presentando distintos escenarios posibles de cambio para todos los departamentos del comercio online.

                                                                                                                      

  1. Luchar contra Amazon a través del dropshipping

Si en 2018 tanto las tiendas como las redes de distribución y las marcas se centraron en comenzar a crear sistemas logísticos de dropshipping para agilizar (y abaratar) la logística, en 2019 el dropshipping se convertirá en la opción más demandada tanto por los retailers online como offline para hacer frente al gigante americano.

Conseguir ser más competitivos en las entregas y reducir los gastos de almacenaje, operaciones y gestión de stock es vital para las tiendas para poder ofrecer un servicio de entregas más rápido y utilizar el dinero que antes se destinaba a la gestión del stock a la estrategia de marketing. De esta manera, el dropshipping permitirá en 2019 a los retailers disponer de más recursos económicos para la captación de nuevos clientes y la fidelización de los ya actuales y evitar la huida de consumidores hacia Amazon. Para Brandsdistribution, el dropshipping, servicio que ofrece desde hace 5 años a los retailers, ha sido clave en la estrategia de negociación con dichos retailers quienes utilizan el dropshipping de la plataforma italiana para poder contar con stock de marcas de moda que Brandsdistribution se encarga de comprar, gestionar, almacenar e incluso enviar al cliente final.

                                                                                                                      

  1. Personalización en todos los puntos de venta:

Las estrategias de CRM (Customer Relationship Management) cobran más importancia que nunca en 2019. Quién sea capaz de personalizar las ofertas de acuerdo a cada consumidor, reconociéndole cuando interactúe con la marca en redes sociales, en la tienda online, en los puntos de venta offline (incluyendo los propios y los de los distribuidores) experimentará un aumento en la recurrencia de compra, en la cesta media y en la recomendación de los actuales clientes a los potenciales.

                                                                                                                      

  1. Adiós a Facebook:

Si en 2018 Mark Zuckerberg y su equipo se focalizaron en aumentar la interacción de los usuarios de Facebook dentro de la red social, en 2019 la batalla pasará por evitar la pérdida de usuarios activos. Los cambios de algoritmo expulsaron primero a las pequeñas empresas que vieron cómo la visibilidad de sus posts caía en picado. En 2019 serán las grandes compañías las que reducirán sus presupuestos de marketing en Facebook como resultado de la “huida” masiva de usuarios de la red social. Mientras que Instagram parece ser el destino de los usuarios más jóvenes, la caída de Facebook representa una oportunidad para las nuevas redes que puedan captar la atención de los consumidores.

                                                                                                                      

  1. Las compras cada vez más éticas:

El cómo y dónde son preguntas que ganan peso en el proceso de decisión de compra los consumidores. En 2019 cuestiones como la eliminación de materiales no reciclables en los procesos de producción de los productos, el grado de contaminación que estos generan y la aportación de las empresas a la sociedad serán muy importantes para conseguir que el consumidor decida realizar una compra. La ética se convertirá en punto de inflexión, ganando tanta importancia como elemento para inclinar la balanza como el precio del producto.

 

Fuente
ecommerce en argentina

Según el último estudio presentado por Linio, Argentina tiene la penetración de internet más alta de la región, ofreciendo buenas perspectivas para fin de año. Fue impulsado por fechas clave como Hot Sale, el Cybermonday y hasta el tradicional Black Friday de EEUU.

Para el primer semestre del año, la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), presentó su informe en el que se registraron alrededor de 34,7 millones de operaciones de compra (un 59% más que en 2017) por un total de $ 97.892 millones (lo que significó un 66% más). Estas cifras se alcanzaron a partir de los 18 millones de usuarios que realizaron transacciones por la web.

Según el informe de la CACE, solo durante el Hot Sale de mayo se emitieron 1,9 millones de órdenes de compra en tres días. Un resultado similar obtuvo el Cybermonday de octubre, con 1,93 millones de transacciones en apenas 72 hs. Con respecto al Black Friday, al tratarse de una tradición anglosajona que ha cruzado fronteras, la Cámara no cuenta con datos que detallen su impacto en la región. Sin embargo, la encuesta realizada por Black Friday Global sobre la edición 2017 reflejó que, en toda la región de América Latina, las ventas aumentaron por lo menos un 107% en el Viernes Negro a comparación de cualquier otro viernes del año.

Las cifras impactaron realmente en países como Brasil, Chile y Argentina, donde la cifra llegó hasta un 1094% de incremento. De hecho, para la edición de este año, Argentina se encuentra en la quinta posición de países de América Latina con mayor consumo en el Black Friday, detrás de Colombia, Perú, México y Chile.

“Además de las compras cotidianas que suele hacer la gente a través de internet, contar con eventos como el Black Friday, el Hot Sale o el Cyber Monday, ayuda muchísimo a incrementar las ventas online y a que el segmento del E-commerce se siga desarrollando a pesar de la complejidad económica por la que atraviesa el país en materia de ventas minoristas”, destacó Diego Bresler, country manager y cofundador Linio.

Desde el sitio de ventas, recientemente adquirido por Falabella por un valor de US$138 millones, informaron en un Índice Mundial de Comercio Electrónico que, en el Cono Sur, Argentina aporta un 11% de las ventas totales electrónicas atrás de Brasil (50%) y Chile (15) y seguido por Colombia y Perú con 10%, Ecuador con el 2% y Venezuela con apenas el 1%. “Si bien hay mucho que trabajar para alcanzar los niveles de venta de Brasil, el impacto de Internet en Argentina es un factor clave que no hay que desaprovechar” señaló Bresler.

Sobre el futuro del sector, el ejecutivo de Linio concluyó “El comercio electrónico seguirá desarrollándose con nuevas tendencias como el uso de inteligencia artificial, la búsqueda de productos por voz, la venta de productos desde imágenes en las redes sociales, la reducción de tiempos de entrega y la incorporación de nuevas generaciones, que serán las que impongan diferentes hábitos y preferencias de compra”.

Fuente